lunes, mayo 10

Nada

No se puede. Imposible. Cómo olvidar las veces que sentía tu amor brillante frente a mi? Yo sé que me quisiste, pude sentirlo. El tiempo, como un efecto fugaz, hizo su mayor esfuerzo. Mi mente, a pesar de ser un colador, guarda en sus rincones los recuerdos, los apila, uno tras otro. Los esconde bajo un manto de nuevas sensaciones. Y no puedo resistirme a leer de vez en cuando, en las noches frías de insomnio, esas desgarradoras frases de dolor. Cuánto daño nos causamos. Cuántas lágrimas derramamos...y no sirvió absolutamente de NADA.