domingo, marzo 23

No dejaré una herida en tu vida, y tú no serás una cicatriz más en la mía. Llegará un día en el que nos olvidemos y no nos recordaremos jamás, no extrañaré tus ojos desde los que me gustaba mirar, ni tus brazos querrán abrazarme una vez más. Y seremos desconocidos en partes distintas del mundo, y besaremos a más gente sin acordarnos de lo que nos hacíamos sentir. Y las cosas estarán bien, y el mundo seguirá girando, nosotros tampoco nos quedaremos parados, porque hay que vivir, y no es verdad que el tiempo cura, lo que curan son las personas que nos encontramos, porque un beso puede curar otro, y una sonrisa reemplazará una caricia. Y al fin y al cabo sé que voy a estar bien, que dejaré de sentirme vacía porque parece que todo te lo has llevado.