miércoles, enero 13

Mandarinas



Sentada entre miles de falsos "te amo" y podridos "para siempre", me dejo llevar. Me hundo en la nada, y no quiero ver la superficie, pero no quiero morir. Quiero vivir, como dije, para confirmar que no hay nadie más terca que yo, que si sigo no es porque realmente desee continuar, o porque tenga motivos para hacerlo, si no porque se me pega la regalada gana demostrarle a la vida que le puedo dar vuelta la mano. Me dejo llevar, por lo bueno de este camino, ¡no hay para qué ser tan grave! Como dicen los españoles...¡Qué va chaval! Confieso que fui histérica, me sentí celosa de eso.. ¿¡Él!? No cabe duda que quería conservar algo que nunca fue mío, y lo que es del patrimonio ciudadano, no se puede arrebatar o sí?  JAJA! Y tanta espera desespera, me desesperé, claro, sí, por mi terquedad. Soy una burrrrrrrrrrrrrrrrrrra.. que buscó a su burro, y uno bien burro me encontré y tuve que pagar por eso, lágrimas de sangre he derramado y derramaré, bien merecido me lo tenía por pensar que un bruto así podría cambiar.. uno así? JAMÁS!. Ahora no diré que no lo amo, porque aun lo hago, me quema, me arde el pecho, tengo rabia y  fuego por mis venas...amor/odio... ninguno de esos sentimientos se merece tan minúscula partícula viviente... Ahora viene lo bueno, que mientras busque mi media naranja, tragaré miles de mandarinas. Y de nuevo citaré a los españoles, tan sabios ellos siempre, ¡Joder chaval, que bueno tá esto no?! Lo malo es que con tanta sed de amores más de uno saldrá herido... Claro, yo también, por su puesto. Con lo estúpida y necia que soy, más de uno me sabrá ganar. Pero él no lo merece, no, él no... y lo quiero querer, como él me quiere a mí. Aun no entiendo como fue a quererme de esa manera, A MI?! Nunca le di motivos, ni luces de nada, y no quiero que sea una mandarina más. Él?.. ÉL NO! A pesar de eso, aunque no quiero dañarlo... se me va la boca a veces, pero no quiero que sea él...