miércoles, enero 6

Ilusiones sobre la mesa

PONGAMOS LAS ILUSIONES SOBRE LA MESA...

Si digo que "te amo", tú dices "yo también" ¿?...¿Dime cuántas lágrimas más tendrán que caer para que decidas contestar ? ¿Cuántas más?. Y no es que yo quiera convertirme en tu perrito faldero, pero la verdad es que a veces siento que no me importa tu indiferencia, que no me importa ser invisible a ti, yo sólo quiero estar a tu lado. A veces, he llegado a pensar que en realidad tu no me valoras, porque soy poca cosa o algo así. Pero algo me dice, una voz casi inaudible, susurra en mi cabeza que tu me quieres, quizás no tanto como yo a ti, pero me quieres, y no he hallado la manera de callar aquella voz. El orgullo lo pierdo contigo, la dignidad sale huyendo cuando te veo, y lo más impresionante es que no me canso de quererte, será masoquismo tal vez... creo que este sentimiento nubla mi razón. Lo único sensato que puedo sacar de esto es que me dañas, lo demás es una locura... yo te llevo el corazón hasta la puerta de tu casa y tu no respondes ... mientras...yo sigo esperando.




(Esto es algo que escribí hace dos años...Y sigue doliendo como si la herida me la hubiesen causado hace apenas unos minutos)