miércoles, diciembre 23

Anestesia

Hola otra vez, hum... Sí, otra vez. Creo que el sufrimiento es algo que te sobre pasa, por lo menos a mí me ha aplastado ya unas cuantas veces, he deseado morir y matar. Hace algunos días, muy pocos para ser precisa, yo quería morir. Y por qué? por ser la persona que soy. Pero debo aceptarme, aunque me sienta diferente, y siga haciendo lo que todos hacen. Y no es porque crea que ahora tengo motivos por los cuales respirar, no, sigo teniendo los mismos motivos de siempre, mi familia, mis amigos... si pretendo seguir con vida, si es que a esto se le puede llamar vida, es para demostrarle a ésta misma (mi vida) que no todo está escrito, que puedo cambiar el destino, y que si soy infeliz ahora, sé que puedo ser feliz un día, un puto día me encontraré sentada en la cabecera de una mesa larga, y en la otra punta.. un hombre me mirará con ojos de amor, con una sonrisa tranquilizadora, y estaré rodeada por unos niños maravillosos, con una piel transparente, angelicales... felices. Y sabré por fin que todo tiene su precio, y el amor, por ser lo más valioso en el mundo, se debe pagar su precio en  lágrimas, en sangre. Es por eso que continuaré, tal vez  no de pie, ni erguida, pero continuaré viva, tirada y arrastrándome como el gusano que soy. Y me importa un carajo el sufrimiento. Ven, maldito dolor y golpéame cuantas veces quieras, escupe en mi cara, pisotea mi corazón, yo aguantaré, como los mendigos en la calle, soportaré el frio y la soledad. Porque creo, tontamente, en que existe el camino a la felicidad ¡y Vida! me tendrás que aguantar unos cuantos años más.