lunes, agosto 26

Set fire to the rain


Y dejé que caiga, mi corazón, 
y según cayó, tú apareciste para reclamarlo, 
estaba muy oscuro, y yo estaba acabada, 
hasta que tocaste mis labios y me salvaste, 
mis manos, eran fuertes, 
pero mis rodillas eran demasiado débiles 
como para sostenerme en tus brazos sin tener que caer a tus pies. 

Pero hay una parte de ti que nunca conocí, 
nunca conocí, todas las cosas 
que dijiste nunca fueron ciertas, 
nunca fueron ciertas, 
y los juegos a los que jugaste, siempre los ganaste, 
siempre los ganaste. 

Pero prendí fuego a la lluvia, 
y la vi caer, mientras tocaba tu cara, 
ardió mientras yo lloraba, 
porque la escuché gritando tu nombre, 
gritando tu nombre. 

Cuando me acostaba contigo 
podría haberme quedado ahí para siempre, 
cerrar los ojos, sentirte aquí para siempre, 
tu y yo juntos, nada podría ser mejor. 

Pero hay una parte de ti que nunca conocí, 
nunca conocí, todas las cosas que dijiste 
nunca fueron ciertas, nunca fueron ciertas, 
y los juegos a los que jugaste, 
siempre los ganaste, siempre los ganaste. 

Pero prendí fuego a la lluvia, 
y la vi caer, mientras tocaba tu cara, 
ardió mientras yo lloraba, 
porque la escuché gritando tu nombre, gritando tu nombre. 
Prendí fuego a la lluvia, y nos lancé a las llamas, 
entonces sentí algo morir, 
porque sabía que sería la última vez. 
La última vez. 

A veces me despierto por un golpe de la puerta, 
y te oigo llamarme, todavía te debo de estar esperando, 
incluso cuando sé que esto ya está acabado, 
no puedo evitar buscarte. 

Pero prendí fuego a la lluvia, 
y la vi caer, mientras tocaba tu cara, 
ardió mientras yo lloraba, 
porque la escuché gritando tu nombre, gritando tu nombre. 
Prendí fuego a la lluvia, y nos lancé a las llamas, 
entonces sentí algo morir, 
porque sabía que sería la última vez. la última vez. 
Oh, no, 
déjala arder, oh, 
déjala arder, 
déjala arder.