domingo, julio 1

Y el miedo, otra vez

Jugar para ganar. Jugaba, perdía...pero ganaba. El miedo otra vez. Miedo a las mentiras, a la verdad. A lo que dices, y por sobre todo a lo que callas. Lo que callas, lo que te guardas, lo que me lastima. 
¿Y si apostara? ¿Y si me quedara sin nada? Qué es, a qué temo...a ti, a mí? Será la herida que me dejó ese gran amor...qué es, qué es.
Ok, y si jugamos? Sigamos jugando, no me importa nada, por más que el miedo me consuma desde dentro, y las dudas, y la inseguridad, quiero seguir jugando. No me importa nada.