martes, julio 31

Autoayuda

Sí, sé que peino la muñeca a todo ritmo, pero es como para que me regalen un libro de autoayuda? Lo peor de todo es que con sólo leer el prólogo siento que quien me lo envió, siente que realmente tengo una forma de querer enfermiza. 
Es cierto, quiero de una forma retorcida, y busco sufrir en cada una de las relaciones que entablo, inconscientemente, claro. Me he percatado de que es cierto. La única vez que tuve algo sano, lo alejé. Si hasta le pedía que me alegara por algo, cualquier cosa, yo necesitaba turbulencias en el viaje. 
Ahora mismo, no sé qué estoy haciendo...fingiendo en que podrá mejorar...

Pero mirando ese libro sobre mi escritorio, pienso en que no quiero seguir leyéndolo, no me quiero curar, creo. Quiero seguir sufriendo...No sería yo sin esa oscuridad que me vence de vez en vez...

Y tú, tú eres tan parecido a mí, que me asusta. A veces quiero hundirme, pero no quiero a nadie hundiéndose conmigo. A veces quiero renacer, y no quiero alguien queriendo morir a mi lado. A veces estoy muerta y necesito la luz, no más sepulcros.