lunes, enero 27

Día 4 - Madrugada 2:44 a.m

-¿ te ha llamado?
-no
-cueck
-de hecho, ahora que lo dices, no me ha llamado nunca, salvo para ponernos de acuerdo en dónde o a qué hora nos veríamos, pero llamar para preguntar cómo estoy, no, nunca. So sad.
-ay, camilita, en qué estabas pensando...
-supongo que pensando, así, propiamente tal, no estaba. Yo me enamoré de él, he suprimo cada pensamiento y afecto propio, interpuse mis ganas de verlo feliz, a mis ganas de ser feliz, creí severamente en que si él era feliz, yo también lo era, pero pensándolo así, tal vez yo nunca fui feliz, porque él a mi lado tampoco lo era, me imagino que no fui suficiente.
-¿quién no podría ser feliz contigo?
-ah, cállate, te estoy hablando sobre mi ex, no es buen momento para jotearme jajaja
-siempre es buen momento para eso.
-no, este no lo es, te acabo de decir que estoy llorando por otro, y que siempre esperé a que me buscara, cada vez que terminábamos para volver con él, corriendo, como la última vez, cuando te conté.
-pero no te buscó, ni te buscará, y lo sabes camilita
-sí, de eso estoy segura, tan segura como que las expansiones son horribles
-entonces tu seguridad vale callampa, jaja. mmm, sabes que si tú no haces algo para volver con él, ese otro no hará nada, y como dices que ya estás tan cansada de eso, eso quiere decir que no van a volver más, y lo de ustedes ya era.
-uh, ouch, sí
-y cómo te sientes respecto a eso?
-ya te dije, estoy pal pico, no me quiero nada y tengo un ánimo de mierda, ojalá muriera mañana, pero como no me voy a suicidar ni nada, la única esperanza que me queda es que siga pasando el tiempo, está pasando lento, leeento, pero está pasando, dicen que no hay mal que dure cien años! claaro, en algún momento espero sentirme mejor, de hecho, así debe pasar, lo sé, va a pasar.
-eso está bien entonces, estás mal ahora, estarás bien mañana, así pasan las hueas po, para todos, tranquilita
-ññññññññññ :3 en fin, de todas formas, no estoy en condiciones de ser joteada ahora!
-"ahora" jajaj déjame decirte que estás en perfectas condiciones, eres bacán cami.